miércoles, 15 de septiembre de 2010

Destornillador...¿?

Ayer me pasó algo muy curioso.Vi a una chica que iba con su bebé en el carrito,y el niño llevaba  ¡un destornillador!.Lo besaba,lo abrazaba,hacía que volaba,vamos que no lo soltaba ni a la de tres.
Claro,yo me alarmé: quizás lo había cogido sin que ella se diera cuenta de la bolsa del carro( vale,creo que nadie lleva destornilladores en el carro de su hijo,pero,en fin...) y me acerqué a decírselo.Su respuesta me impactó...
¿Su juguete favorito?
En fin,no se si el día que yo sea madre permitiría a mi hijo dormir con un destornillador a riesgo de que se saque un ojo o vete a saber.Pero imagino que o es eso,o el berrinche interminable de los niños de esa edad.

Dicen que es lo que se llama el "objeto de transición". Este término lo definió un tal Winnicott para referirse a objetos que ayudan al niño a dormirse sólo. Cuando no está la madre o la figura parental el niño aprende a calmarse solo con la ayuda de este objeto que le resulta familiar y querido. Es decir, el objeto le recuerda a sus padres y le permite tranquilizarse con esa memoria.Les da seguridad.

¿Un destornillador le recuerda a sus padres?

El caso es que todos conocemos el chico de la mantita de Snoopy(by Charles Schulz),Linus,que montaba tremendo espectáculo cuando le iban a lavar la mantita;todos tenemos algún conocido que de pequeño adoraba una manta,un cojín,un peluche...Mi hermana de hecho adoraba a su pato de peluche,más conocido como "el pato",al que no soltaba casi nunca y que poco a poco fue tomando un aspecto de pato vagabundo.


Desgraciadamente una repentina alergia al polvo obligó a mi madre a privarle de ese capricho.La verdad es que ella no montó ningún escándalo,lo asumió y punto.

El niño del destornillador en cambio,no se a que edad lo dejará.Quizás acabe siendo un manitas,o quizás algún día pase de él por el mando de alguna consola...el caso es que ¿qué te pude dar más seguridad que un destornillador?Puede llegar a ser un arma muy efectiva...

En fin.
Publicar un comentario