domingo, 12 de mayo de 2013

oOops!













































Sin comentarios... Pero y lo que me reí luego, ¿eh? pero luego, luego...jajajaja.
El caso es que en ese momento entendí por qué el año anterior lo llevaba con forro; yo pensaba que era porque me lo puse en otoño y era fresquita la tela... pero no.

¿Vergüenzas tan "claras" como ésta para no sentirme la más ridícula?

Decidme que si, aunque sea solo por cumplir, jajajaj.

¡Feliz semana!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja,,, creo que eso nos ha pasado a todas!!!! Feliz comienzo de semana ;)

My clothes and other things dijo...

Jajaja
Natural como la vida misma!jaja

xoxo

Carmen Alokawa dijo...

jajaja que buena eres, yo en una ocasión llevaba el vestido tan corto y estrechito que al moverme se subía y se me veían las cachillas del culo, no me dí cuenta hasta que mi marido vino y estiró el vestido para abajo, ya no me volví a levantar de la silla en toda la noche... jajaja... Besos

Marian dijo...

A mí también me ha pasado, sin ir más lejos esta mañana con una camiseta negra que yo pensaba que por delante era opaca pero parece ser que no, ups! jajaja

Mis Cositas dijo...

No pasa nada fue solo un detalle, que por cierto nos ha pasado a muchas jajajaja. Feliz semana!!!!

TAQUI - Lluïsa Bertran dijo...

jejejeje... Aix, que cosas nos pasan!! Pero bueno, después es bueno reírse de todo esto y aprender a reírse de uno mismo. Es sanísimo!!

Un besazo

Loqueven mis ojos dijo...

Jajaja, pues si, a mi también me ha passado.
Aunque me da igual yo ya estoy cansada del forro, que da mucho calor, si se ve que se vea, para eso me cuido todo el año, jajajaj!

This is mai laif... dijo...

No te preocupes, yo fui un paso más, le "robé" una camisa naranja a mi hermana que no entendía por que no se ponía y según iba por la calle, me daba cuenta que la gente miraba y yo pensaba que iba partiendo la pana, hasta que me percaté que llevaba la camisa abierta hasta el ombligo... igual por eso no se la ponía mi hermana, jajajaj

Rossetti dijo...

jajajajjajajajajjaja qué bueno! Es lo que suele pasar con las telas fresquitas de verano... Besitos!

Gen dijo...

A mi me pasó hace unos años con una falda que estrené...¡Para ir a una entrevista de trabajo! Al regresar a casa entendí las miradas guarrillas de algunos pasajeros del metro y la cara de desprecio de la tipeja que me entrevistó XDD
Bss!

Jara Equis dijo...

jajjajajaajaja, ay lo que me he podido reír, jajajaja. Me ha parecido fantástico el blog, las ilustraciones me gustan muchísimo y el sentido del humor con que lo presentas más, enhorabuena. Ya te sigo!!!!

Sigueme en http://estiloypunto.blogspot.com