domingo, 24 de octubre de 2010

Ya está aquí el frío real del Otoño



Y para acompañar el otoño nada mejor que una manta y una película y,si es de miedo,estar bien acompañada,porque sola en casa...a mi por lo menos me da mucho yuyu(¿se escribe "yuyu"?).

Ahora mismo viene Halloween y las pelis de miedo están a la que saltan,me gustan,no lo niego,pero soy de las que las ven con las manos en la cara,o sea,de las que  no las ven realmente,para qué engañarme...Es como cuando me pongo a ver Cuarto Milenio;cuando algo me "da cosa" cambio de canal y veo algo divertido durante un rato,y cuando ya se me pasa vuelvo para sufrir un poco más.
No,si el ser humano es morboso por naturaleza y se auto tortura también por naturaleza,¡qué le voy a hacer yo!No lo puedo evitar.

Mi novio se enfada cuando vamos al cine porque dice que pago una película para verme las palmas de las manos.Pues verás,para mi si que veo la peli,pero a mi modo,a un modo que no me produzca traumas(vamos,que no la veo entera).Hay escenas memorables de películas que según él me pierdo por esa tontería de taparme la cara,pero,en fin,a mi no me importa.

¿Tú lo pasas mal si no estás acompañado viendo una película de miedo?
Publicar un comentario